domingo, 18 de diciembre de 2011

02. Unidad 02. Taller 03. La mezquita

TALLER 3. LA MEZQUITA
3.1. LA MEZQUITA.
Las mezquitas son, como las sinagogas judías o las iglesias cristianas, lugar de culto, de enseñanza y de reunión de los creyentes.
Los musulmanes se reúnen allí, especialmente el viernes, para rezar bajo la dirección del imán.
La estructura de la mezquita es muy simple: un gran patio abierto o sahn, una sala de oraciones o haram y una torre o alminar.
  1. El gran patio tiene una fuente donde los musulmanes se lavan para estar puros en el rezo.
  2. El haram o sala de las oraciones, es un bosque de columnas que recuerda al Jardín del Edén, lugar donde todo musulmán quiere llegar tras su muerte. A su vez en él se encuentra:
  • La quibla: que es el muro orientado a La Meca y hacia donde se dirige el rezo.
  • El mihrab: que es una pequeña capilla situada en la quibla y donde se solía situar al califa para sus rezos.
  1. El alminar, es la torre desde el almuhédano llama a la oración 5 veces al día.

3.2. LA MEZQUITA DE CÓRDOBA.
La mezquita es el templo de los musulmanes. Allí acuden a rezar, sobre todo los viernes. Los musulmanes deben rezar cinco veces cada día, y para hacerlo interrumpen su trabajo.
La mezquita consta de una gran habitación, el haram, que es la sala de las oraciones. Para sostener el techo, el haram está compuesto de un bosque de columnas y arcos. Fíjate cómo las columnas son muy esbeltas y cómo hay diversos tipos de arcos con dovelas de distinto color. Observa también que el arco describe más de medio círculo, es el llamado arco de herradura.
Recuerda que la oración debe hacerse mirando hacia La Meca, ¿cómo lo sabían los musulmanes que se sentaban sobre sus esterillas en la mezquita de Córdoba?
Sólo tenían que hacer una cosa: dirigir su mirada hacia la pared del fondo, que está orientada hacia la ciudad santa. Esta pared se llama quibla y suele estar junto a una pequeña habitación, el mihrab, donde se guarda un ejemplar valioso del Corán y un poco de arena traída por algún peregrino de las cercanías de La Meca.
Hay un púlpito desde el que un musulmán, reconocido por su religiosidad, dirige la oración. En la religión islámica no hay sacerdotes. A veces, en Córdoba, dirigía los rezos el propio califa o un funcionario suyo.
Antes de entrar en el haram el musulmán debe limpiarse (abluciones) en el patio.
Desde la torre (aliminar) se llama a la oración con grande voces.
La mezquita de Córdoba fue comenzada por Abd-ar-Rhamán I y terminada por Al-Mansur, gran jefe militar, a cuya muerte (1002) empezó a descomponerse el califato. Cabían entonces más de veinticinco mil fieles.
Los cristianos, al conquista la ciudad, destruyeron una parte del haram, donde edificaron una catedral

GALERIA DE GRÁFICOS

Visita las mezquitas de Almonaster la Real (Huelva) y Córdoba y realiza las actividades que se piden a continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada