domingo, 18 de diciembre de 2011

02. Unidad 02. Taller 07. La economía de al-Ándalus

TALLER 7. LA ECONOMÍA DE al-ÁNDALUS.
7.1. CARACTERÍSTICAS GENERALES.
La llegada de la civilización islámica a la península Ibérica provocó importantes transformaciones económicas.
De una economía esencialmente de autosubsistencia rural se pasó para una economía marcadamente urbana.
Uno de los lugares más importantes de la ciudad musulmana es el suq (zoco) o mercado.
Los mercados conocieron un renacimiento en la península durante el periodo islámico. En ellos se realizaba el comercio de productos diversos, principalmente de los productos de metal y de otros productos de artesanía así como sedas, algodón o tejidos de lana.
Algunos artículos de lujo producidos en al-Ándalus se exportaban a la Europa cristiana, al Magreb y hasta el Oriente. Los talleres y tiendas donde se producían esos trabajos eran propiedad del Estado.
En Al-Ándalus también se recurrió con frecuencia a la esclavitud como fuente de mano de obra. A los esclavos se les solía apreciar diferentemente según su raza ya que a cada una se le atribuía una cualidad diferente para el trabajo.

7.2. EL SECTOR PRIMARIO:
A. La agricultura
En las zonas secas surgió el cultivo del trigo y la cebada.
Se siembran también habas y granos, que eran la base de la alimentación de la población.
Fue durante esta época que el cultivo del arroz se introdujo en la península, así como el de la berenjena, la alcachofa y la caña de azúcar.
Los frutales ocupaban una área agrícola importante: perasy manzanas, higos y uvas.
También destacaba la producción de la miel y aunque su consumo estaba prohibido por el islam, el vino se producía y consumía en grandes cantidades, por lo menos hasta la llegada de los almohades.

B. Ganadería
Menor papel económico tendría la ganadería.
La cría de ganado era también una práctica común, en particular de ganado bovino y caprino. Asimismo, los conejos y las gallinas eran muy apreciados en la alimentación.
Los musulmanes cruzaron los sistemas hidráulicos de los romanos con los de los visigodos y con las técnicas que trajeron del Oriente. A lo largo de los ríos construyeron molinos de agua y para sacar agua de los pozos introdujeron la noria y la picota.

C. Pesca y caza
  • La pesca era propiciada por la existencia de una larga línea costera. La pesca, se daba tanto marítima como fluvial. Aunque el pescado no debió de tener un papel importante en la dieta. Las especies más capturadas eran la sardina y el atún, utilizándose para la captura de este último un tipo de red propia, denominada almadraba.
  • La caza podía aportar también tanto carnes (conejos, perdices...), dedicado a abastecer los mercados urbanos, como pieles destinados a la industria peletera (zorro, nutria...) en zonas escasamente habitadas, situadas en la frontera septentrional. Aunque parece destacar más la caza a modo de diversión, Se caza con aves de presa, siendo importante los tratados sobre el cuidado y adiestramiento de estas aves.
D. Minería
El oro se extraía de algunos ríos, como el Segre, Guadalquivir o en la desembocadura del Tajo.
La plata se encontraba en Murcia y Córdoba, el hierro de Huelva y San Nicolás del Puerto. También se encontraban cobre, plomo y estaño
Canteras de mármol se citan las de Sierra Morena, aunque seguía siendo deficitario al-Ándalus en materiales de construcción suntuario y había que importarlos.

E. Otras actividades
La abundante madera de los bosques se usaba para la fabricación de piezas de mobiliario y para la construcción naval y como combustible.
Citar también la recolección de plantas medicinales y aromáticas y frutos dedicados a la alimentación (castañas avellanas...) o productos como el corcho.
En cuanto a la sal se obtenía tanto de minas de sal gema en la región de Zaragoza como de salinas (lo más habitual) en las regiones de Alicante, Almería y Cádiz. Gracias a la sal se pudo desarrollar una importante industria de salazón que constituyó uno de los objetos de exportación.

7.3. SECTOR SECUNDARIO: La artesanía.
Los andalusíes fueron especialistas en artesanía. Tomaban materias primas para fabricar manualmente cerámicas, cueros, orbebrería, tintes e incluso armas.

7.4. SECTOR TERCIARIO: El comercio.
Gracias al desarrollo de las ciudades y del sector primario de la agricultura y del secundario de la artesanía se produjo un relanzamiento nuevamente del comercio.
Los andalusíes exportaban por todo el mundo del Islam dichos productos y traían esclavos y oro.
Con este oro acuñaron monedas tanto en oro (dinar) como en plata (dirhem).
Los andalusíes establecían comercio con los pueblos cristianos del norte de la península, pero incluso con los europeos del Imperio carolingio o el Imperio bizantino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada